San Mateo del Mar: entre la ingobernabilidad y la corrupción.

para-nota-313

San Mateo del Mar: entre la ingobernabilidad y la corrupción.

Oscar Guerra/Politólogo. Twitter: @scarguerra

San Mateo del Mar, comunidad indígena huave (ikoojts), rodeada por las aguas del océano pacífico y la Laguna Superior. Se rige bajo el sistema normativo interno, es decir por usos y costumbres para elegir a sus autoridades. En el 2010, fue la primera vez que se permitió en el municipio huave, la participación de la mujer en una asamblea para elegir a sus autoridades municipales. Un hecho trascendente que tuvo eco nacional.

En ese entonces fue electo presidente municipal Francisco Valle Piamonte, alcalde que durante su gestión anduvo a salto de mata, por estar acusado por habitantes del municipio de corrupción y enriquecimiento ilícito. Después de un año de gestión el pueblo se le fue encima literalmente, desconociéndolo y  exigiendo su destitución del cargo, lo responsabilizaban de falta de obra pública en el municipio y sus agencias.

Durante los tres años que mal gobernó Valle Piamonte, la comunidad ikoojts estuvo entre la corrupción y la ingobernabilidad. Fueron tres años de caos: envuelta en protestas, bloqueos, manifestaciones y toma de palacio. Hechos que no permitieron el desarrollo óptimo del municipio.

Durante estos tres años, la administración municipal que encabezó Francisco Valle, recibió, de acuerdo con los datos de la Ley de Ingresos 2011, 2012 y 2013, la cantidad de 122 millones 156 mil pesos. Recursos que  no fueron aplicados a cabalidad en obras de beneficio social.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF), realizó en 2012, una investigación exhaustiva a la aplicación de los recursos destinados a este municipio en el Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM), en donde detectó graves irregularidades, como se detalla a continuación:

  • La ASF consideró en su informe que no se cumplieron con las disposiciones normativas aplicables, destacando las siguientes anomalías: se realizaron 27 pagos por un importe de 14, millones 725 mil 200 pesos, de los cuales no se presentó la documentación justificativa y comprobatoria de los gastos realizados. Es decir, un desfalco descomunal a la hacienda pública municipal, en términos simples, un robo descarado de los recursos públicos destinados a reducir el índice de marginación y desigualdad en la comunidad.

Estos datos arrojan luz y nos dan una idea, sobre cómo se aplicaron los recursos públicos en el municipio y las agencias que la componen. La opacidad, la ineficiencia, el engaño, la arbitrariedad y el abuso en la aplicación de los recursos destinados a beneficiar a la sociedad fueron la regla y no la excepción en el trienio.

Sabiendo de las irregularidades cometidas, Valle Piamonte se esmeró para colocar a su sucesor en la presidencia. Entre acarreos y compra de votos ganó en la asamblea el delfín del presidente saliente. Lo que no esperaba Francisco Valle era la anulación de la elección por parte del Tribunal Estatal Electoral del Poder Judicial de Oaxaca (TEEPJO).

Con la anulación del comicio, el Congreso del Estado, nombró a Oscar Pérez Cabrera como administrador municipal por 90 días, dentro de los cuales se emitirá la convocatoria para una nueva elección, pero se en Oaxaca de todos es sabido, que los administradores lo que menos desean es la elección de nuevas autoridades.

Hacen todo lo posible para que no existan condiciones para convocar una nueva elección, apelando siempre a la legislación electoral –CIPPEO- que a la letra dice en su artículo 265, fracción I. Si en el proceso electoral se presentaron irregularidades que violentaran las reglas de sus sistemas normativos internos o los principios constitucionales, se determinará invalidar la elección y reponer el proceso electoral a partir de la etapa vulnerada, siempre que existan las condiciones que lo permitan.

El administrador Oscar Pérez, por cierto, tío del senador priista Eviel Pérez Magaña, seguramente tendrá conocimiento de los recursos que le llegan al municipio y no será fácil dejar que otro administre ese recurso millonario. Ahí deben de entrar las autoridades correspondientes, léase el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) y el Congreso local para garantizar una nueva elección justa y equitativa, para que un ciudadano electo por los habitantes, sea quien administre los recursos y dirija el destino de San Mateo de Mar, de lo contrario estaremos seguramente frente a futuros enfrentamientos entre hermanos huaves.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: