Denuncian nuevo atentado contra policía comunitario en Juchitán, Oaxaca

mar, 15 abr 2014 17:25

México, DF. El tercer atentado contra un Policía Comunitario de la comunidad zapoteca de Alvaro Obregón, municipio de Juchitán, Oaxaca, se registró el domingo 13 de abril contra Nibardo Toledo Vicente, quien fue atacado por siete individuos procedentes del Ejido Zapata, “uno de ellos identificado como Severiano Vázquez Regalado, que intentó cortarlo a la altura del cuello con una botella de vidrio rota”; Nibardo se protegió con su brazo y recibió una herida de alrededor de 8 cm en el antebrazo izquierdo, denunció la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT).

La organización afirmó que esos actos buscan amedrentar a sus compañeros “que se encuentran en el proceso de la construcción de su autonomía y autodeterminación, con ataques que atentan contra su vida, la quema de las casas de algunos compañeros integrantes del Cabildo Comunitario y del Consejo de Ancianos e intentos de secuestro de familiares cercanos” y demandó al presidente municipal de Juchitán, Saúl Vicente, respetar la decisión soberana comunitaria de formar su policía y su Cabildo Comunitario.

Detalló que el 13 de abril, alrededor de las 22:30 horas, Toledo Vicente, de 28 años, integrante de la Binni Guiapa Guidxi-Policía Comunitaria (PC) “Gral. Charis”, se retiraba de su turno de vigilancia hacia su casa, cuando fue atacado, sufrió la citada herida logró escapar de sus agresores y avisar a sus compañeros, quienes siguieron a los atacantes y lograron detener a dos: Vicente Valdivieso López y Pedro Luis Vicente.

Esta es la tercera agresión de los integrantes de la PC durante abril: el pasado 9 dispararon desde una camioneta de la Policía Municipal a Moisés Jiménez y el día primero atacaron con piedras a 5 PCs, hiriendo a uno en la nuca.

La APIIDTT recordó que el pasado 8 de diciembre, la comunidad binni’zaa (zapoteca) de Álvaro Obregón, eligió en asamblea general con la participación de mil 236 personas, mediante sistemas normativos indígenas, a su cabildo comunitario. Previamente desde el mes de noviembre de 2012 habían decidido la conformación del Consejo de Ancianos, “institución que había desaparecido por la entrada de los partidos políticos” y de una PC para el cuidado de la integridad de la comunidad.

El pasado 8 de febrero, Saúl Vicente Vázquez, Presidente Municipal de Juchitán , “ignorando la decisión soberana de la Asamblea General de AO” emitió una convocatoria para elegir autoridad en dicha agencia, misma que se efectuó 2 de marzo. “Desde esta fecha los compañeros han sido blanco constante de los ataques de este Cabildo que busca ser impuesto sobre el elegido por la comunidad, con la intención de hacerlos abandonar el proceso de autodeterminación y así permitir la entrega de su territorio” aseveró la APIDITT.

Productores chiapanecos bloquean rutas de acceso a los Chimalapas


11 de abril de 2014
Estados

http://www.proceso.com.mx/?p=369464

OAXACA, Oax. (apro).- El Comité Nacional para la Defensa y Conservación de los Chimalapas denunció que campesinos y ganaderos chiapanecos bloquearon desde anoche el camino de acceso que utilizan los habitantes de Benito Juárez y San Antonio, situación que podría generar un enfrentamiento.

Autoridades de ambas entidades se trasladaron a la zona para mediar entre los grupos rivales y evitar mayores afectaciones.

Por parte de Oaxaca, acudió el consejero jurídico Víctor Hugo Alejo y el subsecretario de Operación Regional de la Secretaría General de Gobierno, Jorge Ruiz Martínez, en tanto que en representación del gobierno chiapaneco asistió el subsecretario de Gobierno, Ezequiel Orduña.

No obstante, el Comité advirtió que “es inminente una movilización de comuneros de los Chimalapas de Benito Juárez y San Miguel para desbloquear a la fuerza ese camino”.

Las autoridades comunales de esas comunidades han acusado a Alejo Torres de entorpecer la defensa legal de los Chimalapas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Apenas el 28 de febrero, indígenas zoques de los Chimalapas, además de quemar una patrulla y decomisar maquinaria del gobierno de Chiapas, retuvieron al comandante de la policía chiapaneca Raymundo Vásquez Coutiño, así como a otras dos personas.

Una semana antes, la asamblea comunitaria de Benito Juárez acordó llevar acciones de defensa del territorio de los Chimalapas ante la “tibia actitud” del gobierno de Gabino Cué frente a las constantes invasiones de los chiapanecos.

Como parte de la defensa del territorio chimalapa, los comuneros zoques del poblado Benito Juárez recuperaron un paraje que había sido invadido recientemente por los chiapanecos del ejido Gustavo Díaz Ordaz, donde ingresaron sin resistencia.

Y el viernes 28 de febrero incursionaron en el ejido Rudolfo Figueroa, donde incendiaron una patrulla, decomisaron una retroexcavadora y una moto-conformadora del gobierno de Chiapas y retuvieron a tres chiapanecos.

El agente auxiliar del comisariado comunal de Benito Juárez, Teodoro Gutiérrez Miguel, declaró en esa fecha que “los Chimalapas se cansaron ante tantas burlas del gobierno de Chiapas, porque a pesar de que un juez federal ordenó la suspensión de acciones en la zona de conflicto, Chiapas siguió su expansión”.

Continúan agresiones contra opositores a construcción de parque eólico en Juchitán

Por Rosa Rojas

jue, 10 abr 2014 18:18

image001Foto Roberto García Ortiz / Archivo

México, DF. Hay una docena de averiguaciones previas en Oaxaca derivadas de hechos que tienen que ver con agresiones, amenazas y hasta un asesinato, relacionadas con la oposición popular a la instalación en Juchitán, Oaxaca, del parque eólico Bii Hiohxoo de la empresa multinacional de origen español Gas Natural Fenosa (GNF), informó Alba Cruz, abogada de la organización no gubernamental Código DH que lleva estos casos. Las demandas se presentaron ante la Fiscalía de Investigaciones en Delitos de Trascendencia Social (FIDTS), dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Estado, explicó.

Por su parte el vocero de la Asamblea Popular del Pueblo Juchiteco (APPJ), Mariano López Gómez, rechazó afirmaciones de funcionarios de la citada empresa que negaron que existan denuncias ante el Ministerio Público estatal por las agresiones a integrantes de esta organización opositora al citado parque eólico, efectuadas mediante sicarios (http://www.jornada.unam.mx/2014/04/09/economia/032n1eco). GNF “trata de levantar una cortina de humo para encubrir sus agresiones”, aseveró, señalando que este mismo jueves, por tercera vez, tres personas en un auto blanco trataron de secuestrar, en pleno centro de Juchitán, a la activista María del Carmen Ruíz Martínez y a él otra vez lo amenazaron de muerte vía telefónica.

Agregó López que las denuncias se hacen ante la FIDTS “porque los agentes del MP de Juchitán, Salina Cruz y Matías Romero tienen nexos cercanos con GNF” y en general con las empresas eólicas que han construido 15 parques eólicos en parte de las 68 mil hectáreas de tierras de la comunidad de Juchitán, incluyendo sus anexos como son: El Espinal, Unión Hidalgo, La Venta, La Ventosa, Chicapa de Castro entre otras.

Como muestra de que el director de estrategia para México y América Latina de GNF, José Enrique Auffray está equivocado al afirmar que no existen denuncias contra la empresa ante el MP estatal, la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT), entregó a este diario copias del legajo de investigación 440/JU/2014, de la Agencia Local del Ministerio Público en Juchitán de Zaragoza.

En el mismo Eloísa Martínez Martínez acusa de despojo a la empresa eólica Gas Natural Fenosa, Fenosa/Fuerza Energética BII Hioxho y a quien o quienes resulten responsables cometidos en su agravio, señalando que dos personas, una que trabaja en la empresa Ges Scada y José Inés Sánchez, que es su colindante, llegaron con “dos matones y se que lo son porque llevaban armas largas y vestidos de civil” que fueron los que abrieron la cerca de su terreno y quemaron varios árboles para hacer un segundo camino en su terreno, que es propiedad de su padre, Pedro Martínez Guerra.

El legajo incluye un citatorio de fecha 31 de enero de este año en el que se cita al representante en Juchitán de la empresa “Fenosa Biiyoxho Gas Natural” ingeniero Ricardo Morales a comparecer en la oficina de la agencia Ministerio Público en esa ciudad el 5 de febrero del año en curso; asimismo, la comparecencia de la citada Eloísa del pasado 30 de enero y del 19 de marzo, así como la de Pedro Martínez del 11 de febrero de 2014.

Pedro Martínez ratifica la denuncia por despojo y daños que presentó ante el agente del MP su hija Eloísa, ocasionados por la empresa Eólica Gas Natural en una fracción de su terreno ubicado en el paraje Gueela Donda, en la carretera que conduce a Unión Hidalgo. Explica que en marzo de 2006 celebró un contrato de arrendamiento con la citada empresa para 30 años “pero ante la falta de cumplimiento del mismo por parte de dicha empresa”… en el mes de abril de 2008 la demandó para dejar sin efecto dicho contrato. Se desistió de esa demanda ya que en marzo de 2009, acordé con dicha empresa dejar sin efecto ese contrato a cambio de que me desistiera de la demanda antes mencionada”, por lo que presenta denuncia formal en contra de la misma.

San Mateo del Mar: entre la ingobernabilidad y la corrupción.

para-nota-313

San Mateo del Mar: entre la ingobernabilidad y la corrupción.

Oscar Guerra/Politólogo. Twitter: @scarguerra

San Mateo del Mar, comunidad indígena huave (ikoojts), rodeada por las aguas del océano pacífico y la Laguna Superior. Se rige bajo el sistema normativo interno, es decir por usos y costumbres para elegir a sus autoridades. En el 2010, fue la primera vez que se permitió en el municipio huave, la participación de la mujer en una asamblea para elegir a sus autoridades municipales. Un hecho trascendente que tuvo eco nacional. Continue reading

La lucha de Gui’xhi’ Ro’ por la autonomía

Por Valentina Valle
Fotografías de Santiago F. Navarro y La Pirata

Agencia Autónoma de Comunicación Subversiones

http://subversiones.org/

 

Al acabarse el CNI, Betina Cruz Velázquez, «mujer binnizá de Juchitán, luchadora desde los 13 años», como ella misma se define, nos concedió una entrevista y le pedimos que contextualizara la lucha de la comunidad que hospedó este evento en el marco general de la resistencia istmeña frente al despojo de sus recursos naturales. La postura de Betina, quien fue activista de la COCEI hasta los años noventa y luego se dedicó a la academia antes de volver a la lucha social, fortalecida por las informaciones que logró colectar en sus investigaciones, no deja lugar a las dudas: «Esta es una lucha por el control del territorio».

CNI_Istmo-La Pirata-LR-3.jpg

La decisión de la Asamblea General de Gui’xhi’ Ro’, ya tomada en febrero de 2013, de rechazar formalmente los partidos políticos y de recuperar sus instituciones tradicionales, en particular su policía comunitaria, es sólo el último paso de una lucha que viene dándose desde hace años, desde que los integrantes de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT) empezaron a recorrer las comunidades difundiendo informaciones sobre las verdaderas intenciones de la empresa Mareña Renovables. Continue reading

Reunión del CNI, región Istmo de Tehuantepec

Por Valentina Valle
Fotografías de Santiago F. Navarro y La Pirata

Agencia Autónoma de Comunicación Subversiones

http://subversiones.org/

 

La cita para atender al Congreso Nacional Indígena –región Istmo de Tehuantepec– era a las ocho de la mañana en la comunidad de nombre español Álvaro Obregón. Sin embargo, la comunidad que recibió a los delegados y delegadas de los pueblos binnizá, ikoot, ayuuk, chol, nuntaj’yi, nahua, zoque y mestizos de los estados de Oaxaca, Veracruz, Chiapas y del DF, fue la zapoteca Gui’xhi’ Ro’, una comunidad en lucha por la defensa de su territorio y por la construcción de su autonomía (ver el pronunciamiento final del congreso). Continue reading

México: Gobierno de Oaxaca reprime y detiene a normalistas que protestaron por el derecho a plazas de trabajo

por Kaos. México

Sábado, 22 de Marzo de 2014 07:35
Alrededor de 162 estudiantes normalistas fueron detenidos durante la jornada de protesta.

normalistasFuente: Agencias

La noche del 21 de marzo de 2014, aproximadamente 162 estudiantes normalistas de Oaxaca fueron detenidos en el marco de la represión que orquestó el gobierno de Oaxaca, encabezado por Gabino Cue Monteagudo, debido a la jornada de protesta que dichos normalistas realizaron en reclamo de la liberación de plazas de trabajo.

Los estudiantes normalistas sacaron unidades de motor que mantenían al interior del Centro Regional de Estudios Normalistas de Oaxaca (CRENO), y de ahí se dirigieron al Instituto Estatal de Educación de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), y realizaron un bloqueo en la intersección de la Carretera Internacional 190 y Camino al Panteón Jardín, e incendiaron una unidad repartidora de refrescos y neumáticos como medida para presionar al diálogo con el gobierno estatal.

Se reportó que elementos de la policía entraron por la fuerza al edificio del IEEPO, donde se encontraban cerca de 50 normalistas.

Durante la jornada de protestas, también se bloqueó la caseta de cobro de la autopista México-Oaxaca.

La Sección XXII del SNTE-CNTE condenó la represión gubernamental contra los normalistas y por medio de su cuenta de twitter (@SECCIONXXII) convocó a una conferencia de prensa en el Edificio de Cristal del sindicato. Profesores, activistas y padres de familia se reunieron en dicho edificio para atender el tema de los detenidos.  Se dio a conocer que algunos profesores y normalistas retuvieron a policías en respuesta a las detenciones de sus compañeros.

Al momento de la represión varios estudiantes normalistas corrieron en busca de refugio y permanecen escondidos, cerca de la media noche partió una marcha de maestros de la Sección 22 y padres de familia en busca de ellos.

Estos son algunos de los nombres de las personas detenidas (además de normalistas, se detuvo a dos estudiantes de la UABJO que se solidarizaron):

list1

list2

list3Seguiremos informando sobre la situación de los estudiantes detenidos en cuanto se tenga información certera.

repr1

est

bomb

autob

Razones de fondo: COCEI vs Cabildo Comunitario

Gubidxa Guerrero
[Texto publicado en Enfoque Diario, el lunes 10/Mar/2014]
A raíz del conflicto en la Colonia Álvaro Obregón, agencia municipal de Juchitán, entre el Cabildo Comunitario de dicha comunidad y el Ayuntamiento de la cabecera, muchas personas se preguntan por qué un gobierno municipal que se dice de izquierda se confronta con un movimiento social que también podríamos catalogar como izquierdista.
Esta aparente contradicción se refleja en la actitud de algunas personas con respecto el conflicto. Hay quienes consideran que condenar los actos provocadores del Ayuntamiento es “políticamente incorrecto”, pues no se deben reprobar las acciones de un gobierno emanado del PRD-PT-COCEI. Otros, asimismo, creen que la satanización que los líderes políticos juchitecos han hecho del movimiento social de Álvaro Obregón es igualmente inadecuado.
¿Qué sucede entonces? ¿Por qué dos grupos que aparentemente deberían luchar por las mismas causas están confrontados? ¿Por qué un alcalde que se ostentó como defensor de los derechos de los pueblos indígenas, hace el papel de simple operador político al servicio de los grupos coceístas?
La razón es de fondo. Desde que la Coalición Obrero Campesino Estudiantil del Istmo (COCEI) se reveló tal cual es, entró en una dinámica simple y meramente electoral. La COCEI se presentó, desde entonces, como un consorcio con muchas sucursales; cada una bajo la gerencia de un “líder histórico”, normalmente los expresidentes municipales de Juchitán.
Los dirigentes coceístas se dedicaron a lanzar lemas de campaña y a cerrar carreteras, olvidándose de la verdadera lucha que reclamaban los pueblos istmeños en torno a la tierra y a la autonomía política. A los campesinos los volvieron clientes; personas dependientes de los estímulos económicos de la federación. A los pescadores y a los comerciantes les aplicaron la misma estrategia, de tal manera que los coceístas se dedicaron a “administrar” los problemas sociales con el objeto de movilizarse-negociar-cobrar ante los gobiernos en turno. De izquierda, pues, únicamente han tenido el nombre.
Con el grupo que se encuentra en Álvaro Obregón no podemos decir lo mismo. Aunque es muy joven, este movimiento ha demostrado que, al menos en lo interno, no desea la intromisión de entes ajenos. Tal fue la lucha contra Mareña Renovables. Ese episodio, que pudo haber unido a los dos grupos, sirvió más bien para dividirlos. Mientras los pescadores y campesinos de Guixhi ro’ (como se conoce a Álvaro Obregón en lengua zapoteca) defendían decididamente su territorio, los líderes de la COCEI les daban la espalda.
Cuando el conflicto estalló y vino la represión de la Policía Estatal, los “izquierdistas” de la COCEI no movieron un dedo por sus paisanos. Antes bien, parecieron ponerse del lado de las autoridades estatales y de Mareña Renovables. Eso provocó que la gente de Álvaro Obregón, agrupada en la Asamblea Comunitaria, decidiera repudiar a los políticos que antes habían respaldado.
Ése fue el costo que pagaron los líderes coceístas por su indiferencia: no ser admitidos más en el seno de una comunidad que los había apoyado por varios lustros. El movimiento antieólico respetó a sus paisanos coceístas, pero éstos no hicieron lo mismo y en lugar de reconocer las decisiones de la comunidad, optaron por provocarlos, convocando a elecciones cuando la Asamblea Comunitaria y el Consejo de Ancianos de Álvaro Obregón ya habían realizado una elección propia para elegir a un Cabildo Comunitario interno.
Después vinieron los hechos violentos de la semana pasada, las notas en La Jornada, en Proceso, y pronunciamientos de Amnistía Internacional. Hasta el Obispo Emérito, Arturo Lona Reyes, emitió un comunicado respaldando a la comunidad zapoteca de Álvaro Obregón. Es ahora cuando más claro se muestra el verdadero rostro de la otrora digna COCEI.
P1050554

Nuevo ataque de las eólicas en Oaxaca

Las organizaciones políticas clientelares, llamadas de izquierda pero intermediarias de las empresas eólicas y acostumbradas a controlar a la población, renuevan sus ataques contra los indígenas que defienden sus territorios.

Aléssi Dell’ Umbria
Traducción: Arthur Lorot
1
3
Álvaro Obregón, Oaxaca. La resistencia a las empresas eólicas de la comunidad zapoteca de Álvaro Obregón, enfrenta los ataques físicos y amenazas de órdenes de aprehensión por parte de las organizaciones políticas que controlan clientelarmente Juchitán: La Coalición Obrero Campesina Estudiantil del Istmo (COCEI) y el Partido de la Revolución Democrática. Desde la sociedad civil, se organizó ya una caravana de apoyo a la ejemplar asamblea comunitaria.

En el Istmo de Tehuantepec, la comunidad zapoteca de Álvaro Obregón (Gui’ Xhi’ Ro’, en su lengua) logró una hazaña: unos cientos de pescadores y campesinos, armados con machetes y piedras, enfrentaron con éxito a una trasnacional con capitales holandeses, australianos y japoneses, apoyada por el Banco Interamericano de Desarrollo y la Unión Europea y promovida por los tres niveles de gobierno mexicanos (federal, estatal y municipal).

Con el bloqueo de la única vía de acceso a la barra Santa Teresa, iniciado el 2 de noviembre de 2012, Álvaro Obregón hizo fracasar un proyecto monstruoso, que planeaba llenar de hormigón y cemento a un sitio frágil y único, ubicado entre las dos grandes lagunas del Istmo, para instalar 132 aerogeneradores. Esto hubiera privado a cientos de familias istmeñas, acostumbradas a pescar en estas aguas, de un recurso fundamental.

Álvaro Obregón fue, hasta ahora, una simple agencia municipal de Juchitán. Desde hace más de 30 años, Álvaro Obregón fue también la reserva electoral de la COCEI. A este lugar vino la organización a pedir ayuda siempre que la competencia con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se volvía cerrada. Ese peonaje electoral se acabó el 2 de noviembre de 2012, cuando los habitantes se dieron cuenta de que los líderes de la COCEI malvendieron su territorio de pesca y que les mintieron –como lo hizo Héctor Sánchez en una junta pública- al decir que está garantizada la continuidad de la pesca.

La COCEI, movimiento que nació con los años setentas como de extrema izquierda, llegó a la presidencia municipal de Juchitán por primera vez en 1981, y renunció desde hace mucho a las luchas por la restitución de las tierras comunales. Con su institucionalización, se convirtió en una mafia política de clientelismo, que gobierna Juchitán comprando la fidelidad electoral de los pobres y reprimiendo brutalmente a los disidentes. Sus dirigentes, que usaron la presidencia municipal como pasarela para llegar a ser diputados o senadores, se volvieron un ejemplo escandaloso de corrupción y de malversación de fondos. Poseen ahora inmensas haciendas, manejan coches de lujo y circulan rodeados de pistoleros, además de rivalizar con el PRI en la venta del territorio istmeño a las trasnacionales eólicas.

Álvaro Obregón pagó el precio de la corrupción institucional: la mayor parte del presupuesto que debe recibir, el cuatro por ciento del de Juchitán, se pierde en camino. No dispone de un sistema de drenaje, ni tampoco de una red de agua potable o de recolección de basura; sus calles, en general sin pavimentar, se transforman en lodo durante la temporada de lluvias. La única inversión fue en el edificio de la agencia municipal.  Ser agente municipal en Álvaro Obregón es disfrutar de una renta en una situación cómoda. Sólo que ahora la renta se agotó.

En esta agencia municipal, la COCEI dejó de ilusionar y los partidos políticos están prohibidos en la comunidad. Las elecciones municipales de julio de 2013 no ocurrieron porque los habitantes decidieron arreglar ellos mismos sus asuntos. Después de constituir su policía comunitaria, revitalizaron el Consejo de Ancianos y crearon una asamblea comunitaria que designó a un cabildo. Unos días después, la asamblea ocupó el edificio abandonado de la agencia municipal. El corazón de la resistencia se desplazó de la Casa Charis, en la ruta de la barra Santa Teresa, a la agencia, en el zócalo del pueblo.

El presidente municipal de Juchitán, Saúl Vicente -del Partido de la Revolución Democrática (PRD)-, fue expulsado de Álvaro Obregón por una multitud enojada cuando vino a hacer su campaña electoral en la primavera de 2013. Decidió realizar una elección municipal bajo la presión de sus aliados de la COCEI y sin tomar en cuenta la oposición de la comunidad. Saúl Vicente es encargado de Asuntos Indígenas en las Naciones Unidas, y paradójicamente le niega a una comunidad indígena el derecho a la autodeterminación.

En la noche del sábado 1 de marzo se realizó una vigilancia tensa y la policía comunitaria multiplicó sus patrullajes. En la mañana del domingo, la multitud se acercó a la agencia municipal. A la entrada del pueblo, los seguidores de los partidos políticos celebraban un mitin electoral en un salón de baile, y cada uno de los cuatro candidatos contó con una decena de afiliados, en su mayoría procedentes de Ejido Zapata.

Agrupados frente a la agencia municipal, los comuneros se preguntaron qué hacer. Decidieron marchar en protesta, cuando de repente se oyeron gritos y disparos, junto con el ruido las piedras lanzadas sobre la única calle pavimentada del pueblo. Los atacantes eran esbirros de la COCEI y del PRD. Los indígenas comenzaron a defenderse y las mujeres se apuraron a poner a las niñas a salvo antes de regresar con las manos llenas de piedras. Durante una hora, las pedradas volaron de ambos lados, y varios habitantes resultaron heridos en el rostro. Los atacantes por fin se replegaron: uno de ellos fue capturado, y liberado una hora después.

Luego llegaron tres camiones de la Marina. Fue Saúl Vicente quien los llamó, después de provocar los enfrentamientos con su obstinación de imponer una elección partidista en una comunidad que claramente manifestó su rechazo. La asamblea fue a su encuentro y luego de una pequeña explicación, los militares se regresaron, pero patrullaron en Álvaro Obregón durante toda la noche. Los capi mafiosi de la COCEI no se quedaron allí, y al día siguiente juntaron a su clientela política para organizar un mitin frente al palacio municipal, en el que los habitantes de Álvaro Obregón fueron insultados y calumniados.

En Juchitán, la COCEI controla a miles de personas a través de sus compañías de moto-taxis, de invasiones de tierra y edificación de colonias, así como distribución de empleos municipales. El que se atreve a desobedecer a las consignas de los dirigentes puede perder su moto-taxi o su casa. Ponerse en su contra lleva a un castigo, como le ocurrió el año pasado a Carlos Sánchez “El Bexhe”, locutor de Radio Totopo, quien fue molido a palos por los secuaces de Gloria Sánchez por haber defendido a un grupo independiente de moto-taxis en la Sección 7 de Juchitán. En este mismo barrio, varios pescadores opuestos a los proyectos eólicos fueron comprados por los políticos de la COCEI, intermediarios de la Unión Fenosa. En Juchitán destruyeron todo sentido moral, reduciendo la vida pública a una sencilla distribución de dinero. Así acostumbraron a gran parte de la población a la pasividad, a esperar que caigan las migajas del banquete en el cual hombres de negocios y políticos deciden del futuro de las poblaciones indígenas del Istmo.

Los habitantes de Álvaro Obregón enseñan la vía contraria, la de la dignidad y del valor. Su movimiento reúne a hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, en la misma exigencia de controlar su destino común, de dejar de ser juguetes entre las manos de ilusionistas profesionales. Grandes amenazas se anuncian. Saúl Vicente llama las autoridades judiciales a emitir órdenes de aprehensión contra la gente de Álvaro Obregón y en contra de quienes les apoyan, en particular la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT). Por su lado, la COCEI prepara una nueva ofensiva en contra de la comunidad que se atrevió a liberarse de su control. La Asamblea Comunitaria de Álvaro Obregón, cuya lucha es ejemplar para todo el Istmo de Tehuantepec y para México entero, necesita apoyo activo.

2

Convocan a caravana de apoyo a comunidad juchiteca

Por Rosa Rojas
sáb, 08 mar 2014 15:44

“Ante las crecientes amenazas” por parte de los líderes políticos de la Coalición Obrero Campesino Estudiantil del Istmo (COCEI) y del presidente municipal Saúl Vicente Vázquez, organizaciones populares, de campesinos y de pescadores convocaron a realizar este domingo (9 de marzo) una caravana de apoyo “al proceso de autodeterminación comunitaria” iniciado en Álvaro Obregón, Juchitán, Oaxaca, a la asamblea comunitaria de ese poblado y a la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT). Continue reading

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 83 seguidores